Toda esta información la estamos publicando en las siguientes páginas web para que usted esté informado y se active en la voluntad del Dios Eterno en el tiempo de su visitación para Venezuela y las naciones.

http://www.ministeriosymodelos.blogspot.com, http://www.canticosprofeticosvenezuela.blogspot.com

http://lasleyesdelreino.blogspot.com, http://profeciaparavenezuela.blogspot.com

http://revelacionesprofeticastiemposfinales.blogspot.com/, http://laconquistadelreino.blogspot.com/

http://lanuevajerusalenenvenezuela.blogspot.com/, http://revelacionprofeticadg.blogspot.com

El Dios Eterno Está Pasando a Venezuela por un Proceso de Transición para Llevarla de la Democracia a la Teocracia

El Dios Eterno Está Pasando a Venezuela por un Proceso de Transición para Llevarla de la Democracia a la Teocracia, pero la Iglesia se ha Estado Resistiendo a su Propósito 
A los suyos vendrá otra vez, pero nuevamente los suyos no lo recibirán Juan 1:11

Introducción
Este es un material profético que el Dios Eterno me permitió escribir para traer entendimiento a su pueblo que actualmente reside en Venezuela Dan 12:10. Tal vez muchos no crean lo que anuncio aquí porque necesitan ver más señales Isa 42:23, pero aquellos en los cuales hay verdadera fe del Eterno, han creído lo que nuestro Dios ha dicho a través de sus siervos los profetas Amós 3:6-7 y es a ellos que el Dios Eterno utilizará en lugares privilegiados en esta nación cuando establezca su reino en ella, porque han agradado a nuestro Dios Heb 11:6 y lograrán prepararse con anticipación para ocupar esos lugares.

Hay muchos cristianos en el pueblo de Dios que oran pidiendo al Padre Eterno “venga tu reino a mi nación”  Luc 11:2, sin entender bien lo que eso realmente significa; y lo lamentable es que, cuando el Eterno está preparando el entorno para establecer su reino en esa nación (no porque alguien lo haya pedido sino porque Él así lo ha decidido), los mismos cristianos que antes oraban fervientemente al Señor para que estableciera su reino, ahora se oponen a todos sus propósitos, persiguiendo y maldiciendo a los mensajeros que lo anuncian Mat 3:1-2, Mat 11:18, y esto se debe a que padecen del mismo mal que padecían los fariseos en el pasado, esto es, tienen problemas para discernir las señales de los tiempos Jer 8:7, Mat 16:3.

A. Significados de Democracia y Teocracia para los efectos de este material
Democracia: La democracia es un sistema de gobierno que está muy de moda en este tiempo, y en América son muchas las naciones que lo han asumido después de experimentar amargas experiencias con gobiernos dictatoriales, tales como: la dictadura de Augusto Pinochet en Chile o la de Francois Duvalier en Haití. 

El término democracia proviene de la unión de dos palabras con significados distintos: 
a) Demos que significa pueblo 
b) Cracia que significa gobierno o poder

La democracia se caracteriza por la intervención del pueblo en los asuntos del gobierno, pues este elige a sus gobernantes y legisladores cada cierto período de tiempo, apoyando con su voto a los partidos políticos o grupos que parecen tener una buena propuesta o gobernar bien, pero castigando con la ausencia de votos a los partidos o grupos que no le favorecen.

Teocracia: el término teocracia proviene de la unión de dos palabras con significados distintos: 
a) Teo que significa Dios 
b) Cracia que significa gobierno o poder

Según la Real Academia Española (RAE), la teocracia es un “Gobierno ejercido directamente por Dios, como el de los hebreos antes que tuviesen reyes”. Particularmente no estamos absolutamente de acuerdo con la definición de la RAE, pues el Eterno gobernaba a su pueblo Israel aún en el tiempo de los reyes, pero por supuesto, sólo a través de aquellos reyes que le fueron fieles como el caso de David su siervo (con quien estableció pacto perpetuo para que reinasen él y sus hijos sobre su pueblo 1Cr 17:11-15) y todos los que siguieron sus pasos 2Cr 29:1-2, 2Cr 34:1-2, 1Re  15:3. Aunque en la Sagrada Escritura no aparece el  término “teocracia”, aquí lo vamos a utilizar por cuanto nuestro propósito es realizar un contraste con la democracia. 

En vista que las monarquías también son gobernadas por reyes vitalicios, para evitar confusión, es bueno aclararles que los reyes que el Eterno establece en una teocracia no son reyes monarcas. Comenzaremos por la definición de monarquía:

Monarquía: según la RAE es una forma de gobierno en la que la jefatura del Estado reside en una persona, un rey o una reina, cargo habitualmente vitalicio al que se accede por derecho y de forma hereditaria.

A pesar que Israel fue gobernada por reyes, estos gobiernos no se pueden considerar como monarquías, pues aquellos reyes que fueron fieles al Dios Eterno y que gobernaron conforme a sus leyes, haciendo su voluntad en todas las cosas escritas en ellas 2Cr 31:20-21, realmente no eran reyes sino siervos mayordomos o administradores del Rey Supremo que es nuestro Dios Isa 33:22, Jer 10:10. Por tanto, cuando aquí me refiero a un gobierno teocrático, estoy hablando precisamente de una nación donde su gobierno no está regido por voluntad de hombre alguno, sino de aquella nación donde se ha establecido el reino del Dios Eterno, tal como ocurrió en el pasado en los tiempos de Moisés y en los tiempos de David, donde era el mismo Dios del Cielo quien gobernaba a su pueblo a través de estos siervos que no obraban según su propia voluntad sino bajo la voluntad del Eterno.

Aunque tenemos amplio testimonio en la Sagrada Escritura acerca de gobiernos teocráticos perfectos como los que señalamos anteriormente, y a pesar que actualmente no exista evidencia de un caso similar, eso no quiere decir que no lo habrá, o que el Eterno no tenga entre sus propósitos hacerlo,  pues nuestro Dios a través de su apóstol y profeta Juan señaló en Apocalipsis 11:15-17 que su Hijo Jesucristo reinaría sobre las naciones para nuestro tiempo (no es el milenio). Los profetas de la antigüedad también profetizaron de este mismo sistema de gobierno, pero ellos lo relacionan con el “levantar el tabernáculo caído de David” en la nación Amos 9:11-12.

B. Señales anuncian que el Reino del Dios Eterno se ha acercado a Venezuela
En Venezuela, en los últimos años han estado ocurriendo una serie de acontecimientos que tiene sumamente preocupados a aquellos que aman y defienden el sistema de gobierno democrático que antes caracterizaba a nuestra nación, pues ellos sienten que muchas libertades o beneficios que son inherentes a los regímenes democráticos, poco a poco se han ido reduciendo; y esto ha generado reiteradas protestas protagonizadas por: comunidades, empresas y sus representantes, sindicatos,  diversas organizaciones civiles y gremios profesionales, pues todos ellos se resisten al cambio que les viene imponiendo el grupo que está actualmente en el poder.

¿Por qué viene ocurriendo esta situación en Venezuela? ¿Hay un propósito divino en todo esto, o sólo es un hecho histórico más que viviremos los venezolanos? Para contestar esta pregunta les voy a contar acerca de una Palabra que el Señor me dio hace varios meses mientras iba conduciendo por una de las avenidas de la parte alta de mi ciudad.

El Señor me dijo que me acercara a una venta de periódicos que estaba a mi derecha, e inmediatamente leí el titular principal de uno de los diarios, el cual decía algo así: “preferimos cerrar las universidades antes que arrodillarnos a este gobierno”. Esta fue una afirmación que provino del sector universitario, el cual se estaba resistiendo a unos lineamientos dados por el gobierno. Después de leer el titular, el Señor me dijo que todo esto lo que venía ocurriendo en el país, Él lo estaba permitiendo para preparar el corazón de los venezolanos, porque así como los venezolanos se oponían a este gobierno y a sus lineamientos (resistencia al cambio y rebeldía), también lo iban a hacer si Él deseara establecer ahora mismo su reino en nuestra nación. El Señor me dijo que a través de este gobierno y de otros acontecimientos que pronto ocurrirán (guerras y catástrofes que generarán gran angustia ), enseñará al venezolano a humillarse y pondrá en ellos un corazón de siervo, porque si el venezolano no aprende a arrodillarse (someterse) y servirle al hombre, tampoco aceptará servir al Dios del Cielo, a la manera como Él mismo lo demandará de nosotros y no como los líderes de la iglesia lo han venido enseñando a su pueblo Isa 55:8-9.

El Dios Eterno no espera que su iglesia y Venezuela entera acepten sus lineamientos y le sirvan a la fuerza, como cuando un delincuente o secuestrador le coloca a alguien un revólver en su cabeza para someterlo y obligarlo a hacer su voluntad. Al Señor no le agrada que sus siervos le sirvan por obligación, sino con disposición de corazón (de manera espontánea) e integridad (rectitud u obediencia a sus mandamientos) Deu 5:29, 1Cr 28:9, 2Cr 12:14, Sal 108:1.

El gran problema es que los regímenes democráticos forman en el hombre una cultura de libertades que es opuesta a la cultura del Reino del Dios del Cielo y la misma iglesia está acostumbrada a vivir en ese régimen de libertades (aún la gracia la convirtieron en libertinaje Jud 1:4). Por esa razón, es necesario que Venezuela transite por un régimen con libertades mucho más reducidas, para que de esa manera el corazón del venezolano sea preparado para que acepte los lineamientos o la cultura del Reino que el Eterno impondrá a toda la nación, por cuanto se ha propuesto establecer su Reino en ella Apo 11:15-17.  

C. Democracia versus Teocracia
Vamos a realizar un contraste entre un gobierno democrático y un gobierno teocrático verdadero a la luz de la Sagrada Escritura, para que podamos entender los cambios que debemos asimilar nosotros los que deseamos formar parte de los siervos entendidos que vivirán en la Nueva Venezuela (Teocrática), en la cual Jesucristo será su Señor y Rey Pro 14:35, Apo 11:15-17.
1. En los gobiernos democráticos, la soberanía y el poder reside en el pueblo, quien lo ejerce a través del voto. En los gobiernos teocráticos toda la soberanía, toda la autoridad y todo el poder reside es en el Dios del Cielo Isa 33:22. Así como el Eterno se enseñoreó de Israel en el pasado, también se enseñoreará de Venezuela en este tiempo Sal 114:2, Isa 65:1, Deu 32:21, Amós 9:11. Mientras en la democracia cada quien hace lo que bien le parece, en la teocracia todos están obligados a hacer la voluntad del Dios Eterno.

¿En que se resistirá la iglesia? La iglesia no preferirá la teocracia sino una democracia cristiana, para seguir tomando sus decisiones,  seguir eligiendo a sus propios candidatos y gobernantes a dedo y por votación, seguir viviendo una santidad a medias y seguir haciendo su voluntad como ha estado acostumbrada hacer.

2. En los gobiernos democráticos, las funciones del Estado y el poder está distribuido o separado fundamentalmente en tres poderes independientes a saber: el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial y lo ejercen distintas personas con distintas doctrinas políticas. En los gobiernos teocráticos estos tres poderes los ejerce el mismo Dios Isa 33:22, pero a través de sus siervos entendidos. Por ejemplo, Moisés fue gobernante, legislador y juez de Israel Éxo 18:13, e igualmente David fue rey, legislador y juez de Israel 1Cr 18:14, Eze 37:24 Ellos no son dictadores o monarcas, son siervos mayordomos que el Eterno establece en su Reino. 
¿En que se resistirá la iglesia? En que no querrá someterse a los mandatos que dará el Eterno a través de los siervos que el elegirá para dirigir a su pueblo. Así como Coré se rebeló a la autoridad de Moisés y de Aarón, la iglesia también se rebelará Núm 16:1-3.
3. En los gobiernos democráticos, los gobernantes son electos a través de procesos electorales, donde por votación el pueblo los elige (a veces manipulada por algunos), no sin antes promocionarlos hasta el punto de procurar convertirlos en sus ídolos ¿no es cierto?. En los gobiernos teocráticos es el mismo Dios quien establece a sus siervos para que gobiernen, es decir, el pueblo no es consultado sobre este asunto, sino solo informado y este tiene que aceptar a los gobernantes que el Eterno establezca 1Sa 16:1, Eze 37:24, Jer 30:20-22. Esos siervos que el Eterno pone en lugares de gobierno se caracterizan porque son sus testigos Hch 1:8, Apo 11:3-6, son jefes o gobernantes de su pueblo Jer 30:9 y son maestros de la Ley del Eterno Isa 55:3-4, porque son sacerdotes del Dios Altísimo Mal 2:7.
¿En que se resistirá la iglesia? En que intentará poner como gobernante a un hombre que le llame la atención, mirando su elocuencia (cuidado con los lisonjeros Pro 29:5) o mirando su apariencia 2Sa 14:25, olvidando que al Dios Eterno no le interesa de sus siervos su exterior, sino su corazón 1Sa 16:7, pues este debe ser conforme al suyo 1Sa 13:14. Por tanto, en la iglesia se levantarán hombres perversos que no aceptarán los siervos que el Eterno de manera soberana establecerá sobre su pueblo y harán que muchos incautos caigan en su error 2Sa 20:1-2.
4. En los gobiernos democráticos, el Estado se rige por una constitución (carta magna) y un conjunto de leyes que son redactadas o elaboradas por hombres impíos que no toman en cuenta para nada los principios eternos de justicia que demanda el Dios Creador a su toda su creación y que están escritos en la Sagrada Escritura Isa 10:1-2; por tanto son leyes en las cuales se promueven y defienden principios y costumbres no permitidas por nuestro Dios como el culto a hombres y a muertos. En los gobiernos teocráticos, el Dios Eterno gobierna a su pueblo a través de su propia Ley Isa 33:22, Eze 37:24, esto es, a través de sus mandamientos, estatutos, ordenanzas y decretos Deu 11:1. Ley que está vinculada al pacto que el Eterno realiza con esa nación Eze 37:26, Ose 2:19-20. Esas leyes son reveladas a sus siervos los profetas Dan 9:10 y enseñadas por su sacerdocio santo Mal 2:7.
¿En que se resistirá la iglesia? En que así como el Dios Eterno en el pasado entregó a su siervo Moisés una Ley para gobernar a su pueblo Israel, también en este tiempo el Dios Eterno entregará a sus siervos los profetas Apo 11:3-6, la Ley con la cual regirá su reino en Venezuela y en las naciones de la tierra para dar cumplimiento a la profecía de Apo 11:15-17. Aún cuando esta Ley estará totalmente fundamentada en la Sagrada Escritura Isa 2:1-3, la Iglesia y sus líderes se empecinarán en rechazarla y menospreciarla, pues de manera errada pensarán que esta ley se opondrá a la gracia del Eterno y no es así Ose 8:12.
5. En los gobiernos democráticos, los jueces y magistrados juzgan con leyes hechas por hombres y en diversas ocasiones sus sentencias sus injustas, pues son jueces impíos sin temor de Dios en sus corazones, por lo que hacen acepción de persona y aceptan soborno Amó 5:12, por esa razón muchas personas que son culpables de delitos, luego son absueltas, mientras que los inocentes con bajos recursos económicos son condenados por carecer de dinero para pagar un buen abogado (defensor) y/o para sobornar a los jueces. En los gobiernos teocráticos es el Eterno quien juzga todos los casos Isa 33:22, Sal 82:8, porque los jueces que también forman parte de su sacerdocio, son sus siervos que conocen muy bien sus leyes 2Cr 19:5-10, Sal 82:1, Eze 44:24. El Eterno y su juicio se caracterizan porque no deja sin el respectivo castigo a los culpables y mucho menos asignará algún castigo al que es inocente Éxo 23:7. Además mientras en los gobiernos democráticos los que practican ciertas iniquidades como el adulterio, la fornicación, la homosexualidad y el lesbianismo no reciben ningún castigo (por eso la iglesia está llena de tanta gente que practica estas iniquidades), en los gobiernos teocráticos la mayoría de los que practican este tipo de pecados son cortados Lev 20:10-13,  1Co 5:1-5 y desterrados 1Co 5:9-11 por el Dios Eterno.

¿En que se resistirá la iglesia? En que la iglesia no aceptará las leyes del Dios Eterno porque no estará de acuerdo con que sea juzgada con sus decretos o juicios, pues está acostumbrada al libertinaje Jud 1:4 y la mayoría de sus líderes son alcahuetes del pecado como ocurrió con la iglesia de Corinto a la cual el apóstol Pablo amonestó en 1Co 5:1-13.

6. En los gobiernos democráticos las decisiones se toman por votación, por el criterio de los expertos o asesores de los gobiernos, o por el ejemplo o experiencia que se ha visto en otras naciones. En los gobiernos teocráticos es el Dios Eterno quien toma las decisiones y estas vienen reveladas a través de su Palabra (su Ley), de sus sabios 2Sa 16:23 o a través de sus siervos los profetas 1Re 22:7.

¿En que se resistirá la iglesia? La iglesia y sus líderes están acostumbrados a tomar decisiones sin antes consultar al Dios Eterno Jos 9:14, 1Sa 9:9, 1Re 22:7, así como a no escuchar u obedecer los mandatos que el Dios Eterno envía a través de sus siervos los profetas Jer 25:4, Jer 44:4  . 

7. En los gobiernos democráticos se aceptan, se respetan y se promueven las creencias y las prácticas relacionadas con la cultura ancestral de los pueblos, entre ellos sus bailes, su música, sus fiestas, sus mitos, leyendas y prácticas ocultistas. Además en estos gobiernos se acepta la cultura de otros pueblos, razón por la cual también celebran sus fiestas, visten sus modas, aceptan su música y otros elementos. En los gobiernos teocráticos por el contrario, se debe erradicar toda cultura foránea y toda práctica o creencia ancestral que se oponga a los principios eternos que el Dios del Cielo establece en su Palabra, porque el Reino del Eterno tiene su propia cultura y para Él estas cosas son abominación Lev 18:1-5, 1Jn 2:15, Stg 4:4. 

¿En que se resistirá la iglesia? La iglesia y sus líderes se resistirán a cambiar las fiestas (como la navidad) y las costumbres (como la alimentación y vestimenta) que han aprendido de los pueblos paganos entre los cuales habitan, y por tanto rechazarán y menospreciarán las enseñanzas que el Dios Eterno trae a través de sus siervos los profetas, pues su deseo es eliminar las costumbres originarias de los pueblos paganos y sustituirlas por sus fiestas Lev 23:1-44 (entre ellas el día de reposo) y sus estatutos que nos enseñarán a vivir como verdaderos santos Lev 20:7-8, 1Pe 1:14-16.

8. Los gobiernos democráticos se caracterizan porque en ellos se respetan y se promueven diversas libertades, tales como: libertad de pensamiento, opinión o de expresión, libertad de asociación, libertad de prensa, libertad de religión, libertad para elegir, libertad para decidir, libertad de empresa, libertad para hacer resistencia o para actuar en rebeldía a través de huelgas o protestas u otras formas en algo con la cual no se esté de acuerdo. En los gobiernos teocráticos poco se dan estas libertades, por ejemplo:
a. En un gobierno teocrático no hay libertad de pensamiento, opinión o de expresión porque no se puede mentir Lev 19:11, no se pueden mencionar otros dioses Éxo 23:13, no se puede chismear o calumniar Lev 19:16, nadie puede comprometerse a realizar algo que realmente no vaya a realizar Ecl 5:5, Mat 5:37, porque todas estas cosas (y otras más) son abominables para el Eterno y el que las haga recibirá su castigo. Por tanto, todo el que habla debe hacerlo conforme a la Palabra del Dios Eterno 1Pe 4:11. 
b. En un gobierno teocrático no hay libertad de asociación porque el Eterno no permite que sus siervos hagan alianzas con personas y/o pueblos que sirven a otros dioses Éxo 34:12, 2Co 6:14.
c. En un gobierno teocrático no hay libertad para tomar decisiones, porque estas deben estar fundamentadas en la voluntad del Eterno Sal 143:10, Rom 12:2, 1Jn 5:14.
d. En un gobierno teocrático no hay libertad de empresa, porque todo lo que se produce y se vende debe estar aprobado por el Eterno y sus leyes Deu 22:9, RV1989 Lev 19:19.
e. En un gobierno teocrático no hay libertad para hacer resistencia o actuar en rebeldía porque para el Eterno la rebeldía es una abominación y activa su ira Deu 9:7, 1Sa 12:14-15, 1Sa 15:23, Sal 107:11-12. La Sagrada Escritura enseña como las protestas o rebeliones terminaron en grandes tragedias tales como: la rebelión de Coré Núm 16:1-40, la rebelión de Absalón 2Sa 18:1-33 y muchas otras. 
f. En un gobierno teocrático no hay libertad de religión o de culto, porque el Eterno no permite que se sirva a otro Dios que no sea Él Éxo 20:3.
g. En un gobierno teocrático no hay libertad para elegir lo que se quiere comer, porque el Eterno no permite que su pueblo santo se contamine con lo que comen los pueblos paganos Éxo 22:31, Lev 3:17, Deu 14:3, Lev 20:25-26, Eze 4:14, Isa 65:4, Isa 66:17, Dan 1:8. 
h. En un gobierno teocrático no hay libertad para elegir la vestimenta que se desea usar, porque el Eterno tiene estatutos en relación a esta área Deu 22:5, 1Co 11:6, Éxo 28:42.

¿En que se resistirá la iglesia? La iglesia defenderá las libertades a la que está acostumbrada y se resistirá al cambio que le demandará el Dios Eterno a través de sus estatutos y leyes Lev 18:1-5, 1Pe 1:14-16.

9. En los gobiernos democráticos las funciones del Estado son desempeñadas por distintas personas que ocupan cada uno de los cargos disponibles a los que se les denominan funcionarios públicos. En los gobiernos teocráticos las funciones del Estado solamente las ejercen aquellas personas a las cuales  el Dios Eterno ha entregado ministerios para ejercer funciones como reyes, príncipes, sacerdotes, maestros, jueces y otros.

¿En que se resistirá la iglesia? La iglesia ha menospreciado los ministerios que el Dios Eterno está ofreciendo a su pueblo para que le sirvan Mat 25:24-30. También está menospreciando aquellos ministros que el Eterno ha levantado para enseñarlos y dirigirlos para llevar a cabo este proceso Mat 21:34-36.  Algunos líderes de la iglesia están ejerciendo funciones que el Eterno no les ha ordenado realizar y están ejerciendo ministerios que el Eterno no le ha entregado.

D. El Dios Eterno tendrá que humillar al venezolano para enseñarlo a vivir bajo servidumbre 
Tomando en cuenta todas las cosas antes mencionadas, no hay duda que si pudiéramos reunir a la iglesia de Jesucristo de Venezuela y se le permitiera elegir si desean que los siga gobernando el hombre y con sus leyes en un gobierno democrático donde pueden hacer lo que bien les parece, o si por el contrario  desean que los gobierne Jesucristo con sus leyes en un gobierno teocrático, lo más seguro es que la mayoría prefiera que el hombre lo siga gobernando, pues la iglesia no estará dispuesta a aceptar todos los cambios que un gobierno teocrático demanda de sus ciudadanos (siervos). Por esa razón, el Dios Eterno tendrá que humillar al venezolano y una de las formas como el Eterno humilla a las naciones, es permitiendo que en ellas sean instaurados gobiernos que se caracterizan por limitar severamente las distintas libertades, tales como: el absolutismo, el totalitarismo, las dictaduras, las tiranías, el comunismo u otros sistemas similares; o también (inclusive) entregando la nación al cautiverio de otros reyes y pueblos, porque su propósito es enseñarlos y acostumbrarlos a vivir en servidumbre, pues para servir a nuestro Dios de todo corazón, se requiere que los hombres tengan en ellos un espíritu como el que había en Abraham, Caleb Núm 14:24, David, el apóstol Pablo Rom 1:1 y muchos otros siervos que agradaron al Dios Eterno. Igualmente para que las esposas sirvan al Dios Eterno de corazón, necesitan tener en ellas un espíritu como el que había en Sara Gén 18:12, 1Pe 3:6, Abigaíl 1Sa 25:40-42, y Betsabé 1Re 1:16-17 quienes eran siervas de sus esposos demostrando así que eran verdaderas siervas del Eterno Efe 5:22. Así mismo, para que los jóvenes sirvan al Dios Eterno de corazón necesitan tener en ellos un espíritu como el que había en Rebeca Gén 24:23-26 y en los recabitas Jer 35:1-10  quienes eran siervos obedientes a sus Padres demostrando de esa manera que eran verdaderos siervos del Eterno Efe 6:1-3.  Finalmente a lo que respecta a los niños, en ellos debe haber el mismo espíritu que había en el pequeño Samuel 1Sa 3:3-10.

Somos siervos y no solo hijos
El verdadero hijo de Dios es aquel que desea conocer y hacer la voluntad de su Padre. Jesucristo como el hijo perfecto e ideal de nuestro Padre nos dejó su enseñanza Mar 3:35  y su ejemplo, pues demostró que vivía para hacer la voluntad de su Padre Mat 26:42, Jua 5:30, Jua 6:38. Las enseñanzas que se dan hoy en la iglesia enfatizan mucho en el ser hijos de Dios y los beneficios que se derivan de ello, pero han olvidado lo más importante, esto es, que los verdaderos hijos de Dios son primeramente siervos suyos Deu 10:12, porque conocen su perfecta voluntad que viene revelada a través de su Ley Deu 29:29 y también la hacen Stg 1:22, sin importar el esfuerzo, los cambios a realizar y el riesgo que ello implica Luc 6:46. 

Publicar un comentario